¡Qué horror ponerse nervioso en zoom!

Estas semanas me ha pasado varias veces que me entran los nervios en alguna videollamada: me falta el aire, el nudo en la garganta, no sé qué decir pero quiero decir mucho. En la carrera de teatro, al principio me resistía a ponerme nervioso, hasta que un profe nos dijo: si se ponen nerviosos quiereSigue leyendo “¡Qué horror ponerse nervioso en zoom!”