Las emociones el lenguaje de tus necesidades II

En la primera parte abordamos las emociones. Vimos que son nuestra aliadas: nos avisan de necesidades que están latentes en nosotros; qué es una meta-emoción: una emoción como el enojo o la tristeza, que ocultan otra emoción más específica y qué nos sabríamos cómo abordar; y finalmente, que las emociones nos dan la energía que necesitamos para accionar y así satisfacer nuestras necesidades.

La diferencia entre necesidades y estrategias

Una necesidad es una pulsión interna para mantener la vida y procurar el bienestar biopsicosocial. Una estrategia es una acción concreta para atender y satisfacer una necesidad (Marshall 2013). Hay tantas estrategias para satisfacer una necesidad como hay personas en el mundo.

Ejemplo: todas las personas necesitamos movimiento para mantenernos con vida. Hay quien satisface esta necesidad andando en bici o saliendo a caminar, y hay quien prefiere ir al gimnasio todos los días.

Las necesidades son las mismas para todas las personas porque corresponden a nuestra especie. En cambio, aprendemos las estrategias a través de la familia y la sociedad en la que crecemos.

Desde la teoría de la Comunicación No Violenta sostenemos que todas las personas tenemos las mis necesidades porque estas corresponden a nuestra especie humana. Esta concepción ayuda en la construcción de una Cultura de Paz; donde respetando la diferencia de creencias y estrategias sociales e individuales, buscamos que se atiendan las necesidades de todas las personas, sin que sus estrategias violenten u opriman a otras personas. Todas necesitamos alimento, comunidad, descanso y afecto para mantener la vida procurar el bienestar.

Las estrategias para satisfacer necesidades han cambiado a través del tiempo, culturas, en cada grupo social e incluso cambian en a lo largo de la vida de cada individuo. Cuando era adolescente satisfacía mi necesidad de compañía con estrategias como ir a fiestas, estar con mis amigos, entre otras. Ahora uso estrategias distintas y, en esta cuarentena, mis estrategias inevitablemente se transformaron: llamadas, correos, mensajes y videollamadas.

Esta cuarentena nos ha impuesto el sosiego en áreas físicas y sociales. Lo cual ha significado que veamos limitado el número de estrategias a nuestra disposición. Intuitivamente, nos estamos haciendo más conscientes de nuestras necesidades para poder atenderlas. En el peor de los casos, alguien extremadamente rígido pensaría: tengo hambre, pero como no puedo salir a comprar tacos, no podré comer. Afortunadamente, las personas tenemos una gran capacidad de adaptación y entre más limitado es el contexto es posible que podamos ver opciones que no habíamos visto antes.

Así que la creatividad ha emergido en estos tiempos. No se han hecho esperar las personas que ante la necesidad de ver y ser vistas, deciden subir más fotos y videos a sus redes sociales. Las reuniones en línea entre amigos ante la necesidad de escuchar y ser escuchados están a la orden del día. La casa se ha convertido en un lienzo bien dispuesto para satisfacer la necesidad de orden y de novedad: “Hoy acomodaré la alacena y mañana cambiaré la sala para el otro lado”.

Aprender a reconocer y satisfacer nuestras necesidades.

Más allá de detectar el hambre o el sueño, que son necesidades fisiológicas, ¿cómo podemos detectar cuando necesitamos inclusión, afecto, novedad, propósito o mutualidad? Las mamás son expertas en detectar qué necesita su bebé de acuerdo con el tipo de llanto o expresión. Sin embargo, después de esa etapa, casi todas las personas nos volvemos incapacitadas para identificar nuestras necesidades, y ya no digamos las de los demás. No solo los yoguis o quienes practican mindfulness pueden hacerse conscientes de sus necesidades. También podemos acercarnos a ese mundo desde una perspectiva más verbal como la que proponemos.

Para lograrlo, el primer paso es ampliar nuestro lenguaje de necesidades para poder distinguirlas, atenderlas y valorarlas. El segundo punto requiere de vulnerabilidad y reflexión:  hay que escuchar y sentir nuestras emociones para después poder relacionarlas con nuestras necesidades y finalmente tener el coraje de asumir que estamos ahí para atenderlas. Sentir las emociones, identificarlas y relacionarlas con una necesidad es como aprender a leer nuestras señales internas.

Sí hay formas para sentirse mejor

Una emoción es energía en potencia y un llamado para atender nuestras necesidades a través de acciones, cambios y estrategias, y así poder sentirnos más satisfechos y por ende relacionarnos mejor con los demás. Aunque nadie más que tú es responsable de satisfacer tus necesidades, siendo seres sociales, también somos interdependientes. En este sentido, el Dr. Marshall Rosenberg dice que aprender a dar y recibir con compasión es central para el desarrollo humano.

Para concluir esta entrega  vamos a recapitular:

1.- Permítete sentir y aprende a nombrar tus emociones: utiliza la rueda de las emociones.

2.- Piensa si esa emoción te está avisando de alguna necesidad satisfecha o insatisfecha. Como las alertas del celular que te avisan que se necesita actualizar algún sistema o que algo está en peligro.

Ejemplos:

  • Cuando siento tranquilidad es porque atiendo mi necesidad de claridad.
  • Cuando siento tristeza es porque no estoy atendiendo mi necesidad de propósito.
  • Cuando siento tensión es porque no estoy atendiendo mi necesidad de comunicación.

3.- Se creativo: comparte en los comentarios cuantas estrategias tienes a tu disposición para satisfacer estas últimas dos necesidades no atendidas.

No olvides suscribirte y compartir. Te agradezco de antemano.

Publicado por alejandrobastien

Las emociones son el lenguaje de las necesidades.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: