Las emociones el lenguaje de tus necesidades.

La pandemia actual genera muchos estados emocionales. Muchas veces contradictorios o confusos, y casi nunca usamos las palabras correctas para definirlos.

Ampliar tu vocabulario emocional te ayudará a superar varias emociones de insatisfacción. ¿Cómo! Así: reconoce qué sientes y sabrás qué necesitas hacer para estar mejor.

Las emociones son el lenguaje emergente y urgente de las necesidades humanas. Una necesidad -alimento, afecto, comunidad, movimiento- es una llamada interna para mantener la vida y el bienestar mental, social y físico. Entonces, las emociones no están para estorbar, al contrario, son nuestras aliadas y mejores consejeras. Después de leer este artículo te sorprenderás, tanto como yo, de lo específicas y sabias que son. Comenta y comparte 🙂 por favor.

Excited and free couple with hands up Free Photo
Travel photo created by freepik – www.freepik.com

Las emociones son el lenguaje de las necesidades humanas. Cada emoción nos indica que una o más necesidades están siendo atendidas o no (Rosenberg, 2013); por ejemplo, cuando sientes calma seguramente es porque atiendes tu necesidad de compañía o armonía. El problema es que tenemos un reducido de lenguaje emocional, pues las palabras bien, mal, triste y enojado, suelen gobernar nuestras conversaciones sobre nuestro estado de ánimo.

¿Qué pasaría si en lugar de solamente decir: “Me siento triste de nuevo, me choca”, dijéramos: “Siento tristeza y aburrimiento, quizás necesito conexión y algo de movimiento”? La ampliación del lenguaje emocional y de necesidades es como aprender otro idioma: hay que leer, memorizar y practicar hasta manejarlo.

Es importante mencionar que, en esta época de incertidumbre y cambio, una de las emociones y necesidades más presentes es el duelo. Esto, debido a la pérdida no solo del contacto frecuente con nuestros seres queridos, también perdimos espacios, sueños y relaciones. Al respecto, David Kessler nos comparte cómo el ser conscientes del duelo y sus seis etapas nos puede ayudar a transitar mejor este tiempo. Procesar una emoción toma tiempo, esfuerzo, atención. Nadie puede venir a hacerlo por nosotros, ni los papás, ni la pareja, ni amigas; eso sí siempre podemos pedir ayuda y conversar. Pedir ayuda en estos tiempos donde celebramos el individualismo, es un acto de valentía y madurez.

Las emociones están para sentirlas

Una reacción ante una emoción puede verse así: estás en la computadora trabajando, cuando comienzas a sentir algo incómodo por dentro, lo cual te genera insatisfacción y provoca que dejes de poner atención a la actividad. Decides seguir trabajando con todo e incomodidad o divagas en el celular o te vas a la cocina por ese pedazo de pastel que sobró o peor aún, le contestas de forma agresiva a la primera persona que se te pone enfrente. Los humanos solemos hacer cualquier cosa con tal de librarnos de la incomodidad que nos genera transitar una emoción. Y es que pocas veces sabemos cómo transitar emociones de insatisfacción.

 ¿Quién te enseñó a escuchar tus emociones? Probemos otra vez: sientes una emoción más intensa de lo común. Tu atención comienza a cambiar de foco. Decides dejar un par de minutos lo que venías haciendo, respiras y te preguntas: ¿cómo está mi cuerpo?, ¿en qué pienso?, ¿qué emociones me habitan?  Sacas tu celular para buscar la rueda de las emociones y poder definir qué estás sintiendo con especificidad. Porque no es lo mismo sentir desánimo que frustración. Si bien son similares, cada emoción nos informa de necesidades diferentes que podemos atender de forma específica (Rosenberg, 2013).

circulo de emociones primarias y secundarias - Buscar con Google ...
Tomada de Pinterest. Concepto del psicólogo Robert Plutchkin

El Doctor Marshall B. Rosenberg, autor del libro Comunicación no violenta, dice que podemos hacer una distinción entre sensaciones de satisfacción: calma, alegría, confianza, etc.; y sensaciones de insatisfacción: disgusto, miedo, tristeza, entre otras. Esta distinción es importante para comenzar a reconocer nuestras emociones: ¿esto me hace sentir satisfecho o insatisfecho?, ¿qué tanto?, ¿qué estoy haciendo o dejando de hacer para sentirme así?

Etimológicamente, la palabra emoción quiere decir e-motionis: energía para mover. Y esta energía se produce al estar en contacto, o no, con nuestras necesidades. El experto en emociones humanas Paul Ekman, dice que las emociones son energía que emerge de forma involuntaria, que nos prepara para enfrentar las situaciones que se nos presentan.

Como conclusión preliminar, podemos decir:

a) Las emociones son como las alertas del celular, nos avisan cuando tenemos que ajustar algo o hay alguna amenaza.

b) Las emociones están para sentirlas, porque siempre buscan nuestra seguridad y bienestar. Así sintamos enojo, soledad o culpa, es una manera de decirnos que algo necesitamos ajustar.

c) Si te permites sentir, y en caso de ser necesario, nombrar tu emoción de forma ultra-específica, será más sencillo identificar de qué necesidad satisfecha o insatisfecha te está hablando esa emoción.

La siguiente semana se publica la segunda parte de este artículo. Si deseas puedes suscribirte a este blog para que te llegue a tu correo. Hablemos de necesidades, estrategias y satisfacción.

Publicado por alejandrobastien

Las emociones son el lenguaje de las necesidades.

Un comentario en “Las emociones el lenguaje de tus necesidades.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: